Por qué es el mejor momento para empezar con el yoga en casa

By Miren Naldaiz

Published 1 mayo 2020

Si estás decidido a aprender yoga en casa o a enseñar a tus clientes yoga en casa, tienes la suerte de poder practicar en un espacio cómodo y libre de juicios. De esto se trata el yoga. Normalmente tenemos que recordar a los clientes que es importante evitar competir con otros y con uno mismo cuando se practica el yoga. Pero cuando hacemos ejercicio en casa, es más fácil centrarse totalmente en nuestras propias experiencias y nuestro propio viaje. 

Sin embargo, tus clientes (y tú) pueden estar tentados a compararse con otros en línea ahora mismo. Los bellos yoguis de Instagram que se ponen en posiciones impresionantes pueden parecer intimidantes. Pero todo es difícil al principio, recuerda esto a tus clientes cuando empieces a moverte por tus asanas.

Cómo empezar a practicar yoga en casa

Si tus clientes quieren empezar a hacer yoga desde casa, hay una serie de recursos que pueden utilizar. Internet está lleno de diferentes rutinas de entrenamiento de yoga en casa, especialmente ahora que todo el mundo se ha pasado a la práctica de entrenamiento en casa.

Puedes dirigirlos a recursos existentes como YouTube y servicios basados en suscripciones o puedes usar este tiempo para monetizar tu propia oferta y crear una base de seguidores fuerte en los medios sociales.

Beneficios de la práctica del yoga

Puedes hacerlo creando secuencias de yoga para tus clientes y compartirlas en sitios como Instagram y Facebook. Usando una aplicación como Virtuagym puedes reservar y programar clases con tus clientes como de costumbre, o transmitir en directo, integrando enlaces de Zoom o YouTube a tu aplicación de Virtuagym y permitiendo que varias personas se unan a una clase.

Qué decir a los clientes que pregunten “¿Pero realmente puedo aprender yoga online?”. ¿La respuesta fácil? SÍ! Definitivamente puedes aprender yoga online. Ahora hay más acceso que nunca a clases de yoga y cada vez más espacios de transmisión a través de Internet. Siempre es mejor que los principiantes tengan un verdadero instructor para ayudarles, así que si eres un profesor de yoga intenta crear clases online tú mismo.

Puedes probar a dar clases para principiantes en tu canal de redes sociales o, si trabajas con una aplicación de marca como Virtuagym, puedes transmitir clases en directo a través del servicio de Vídeos a la Carta.

Cómo crear un espacio de yoga en casa

Asegura a tus clientes que está bien ser un principiante y que debemos tratar de aprender yoga sin exigirnos demasiado. Eliminar pensamientos como “no puedo”, “esto es demasiado difícil”, “no soy lo suficientemente flexible” o “esto no es para mí”.

Comprométete y verás resultados en poco tiempo. Como profesor, debes estar listo con palabras positivas de ánimo. La práctica del yoga no es un campeonato, y aunque los yoguis ciertamente ejercen presión sobre sus cuerpos, lo hacen de una manera que es a la vez suave y comprensiva.

Si quieres aprender yoga como principiante, deberías probar los cursos online o los vídeos de yoga online. Si eres instructor, podrías prescribirlos a nuevos clientes o hacer tú mismo una sesión de streaming en directo.

Cómo ofrecer clases de yoga online

El yoga puede ser una práctica extremadamente relajante y tranquilizadora y es mucho más agradable hacerlo cuando tienes un espacio acogedor y cómodo para practicar. Si tienes tiempo suficiente para redecorar tu casa, elige tonos de púrpura, tonos más claros de rosa, o cualquier otro tono claro. En caso de duda, siempre busca colores tranquilizantes para una sala de yoga, ya que los brillantes pueden causar ansiedad.

Anima a tus clientes a encontrar un espacio en su casa que les traiga calma. Puede ser difícil permanecer en casa todo el día, algo que todos hemos aprendido de vivir en cuarentena. Así que descubre si tus clientes pueden encontrar un lugar lejos de sus escritorios de trabajo para practicar. Esto podría ser en la sala de estar, en un balcón o en cualquier lugar.

¿Qué deberías poner en una sala de yoga?

Si quieres crear un espacio de yoga en casa, o sugerir a tus clientes cómo recrear el ambiente relajante de tu estudio de yoga, también debes asegurarte de que hay todos los elementos imprescindibles para hacer yoga en casa.

Lo bueno del yoga es que se puede hacer en cualquier lugar, ya sea en el suelo de la cocina o en el dormitorio. Tu y tus clientes solo necesitáis un espacio lo suficientemente grande como para poder tumbaros con las manos y los brazos estirados sobre la cabeza y que también se extienda lo máximo posible hacia fuera. Aquí una lista rápida de lo esencial para un estudio de yoga en casa:

  • Alfombra
  • Apoyos
  • Bloques
  • Difusor de aceites esenciales
  • Velas
  • Palitos de incienso
  • Mantas

4 ejercicios de yoga para principiantes

El yoga es accesible para todos. Y más aún si usas un software de gestión de estudios de yoga. Pero, empecemos. Coloca una esterilla de yoga en el suelo, ponte ropa cómoda y ya estás listo para empezar.

Hemos enumerado una serie de ejercicios sencillos con los que puedes empezar. Un último consejo: Asegúrate de que tu yogui se tome el tiempo para hacer cada ejercicio y volver a la posición inicial. Y lo más importante, recordad que no deben forzar su cuerpo para evitar daños o lesiones. ¡Namaste!

1. La postura del camello – Ustrasana

Esta pose es increíble para estirar una espalda baja y apretada. Para hacerlo, primero ponte de rodillas y lentamente dobla la parte superior del cuerpo hacia atrás. Si es posible, estira la mano hacia atrás y agarra los talones con las manos. Empuje la cabeza hacia atrás, de forma segura y suave hasta donde pueda estirarse. Si esto es muy difícil, simplemente deje su barbilla descansando sobre su pecho.

2. La postura del barco – Paripurna Navasana

La pose de barco es genial tanto para principiantes como para expertos – no te preocupes si estás temblando, mientras haces esta pose. Puede suponer una fuerte carga para los músculos abdominales (lo que también significa que es genial para construir esos abdominales yoguis). Primero, comienza a sentarte en el suelo con la espalda recta y las piernas estiradas hacia delante. Luego pon las manos detrás de las caderas con los codos doblados y levanta las manos y la parte superior del cuerpo del suelo. El siguiente paso es poner las manos y los pies juntos en el aire, pero sólo haz lo que te parezca correcto – ¡siente el calor!

3. Perro que mira hacia abajo – Adho Muka Svanasana

Posiblemente la más famosa de todas las poses de yoga, prepárate para pasar mucho tiempo en esta posición invertida. Para hacer esta pose primero ponte a cuatro patas sobre tus manos y rodillas. Pon tus rodillas directamente debajo de tus caderas y tus manos ligeramente adelante de tus hombros. Extiende las palmas de las manos, los dedos índices paralelos o ligeramente girados hacia fuera, y gire los dedos de los pies hacia abajo. Levanta las rodillas del suelo, manteniendo las rodillas ligeramente flexionadas. Alarga el coxis alejándolo de la parte posterior de la pelvis. Finalmente empuja las piernas hacia atrás hasta que estén rectas y empuja los talones hacia el suelo.

4. La rueda – Ardhva Dhanurasana

Esta pose es otro gran estiramiento de espalda, es un movimiento que puede llevarte a la infancia. Para hacerlo, primero acuéstese de espaldas y doble las rodillas. Pon tus manos junto a tus hombros y empuja tu barriga y tu pecho hacia arriba. Estira tus brazos y piernas y forma un arco.

Miren Naldaiz

Recibe las últimas novedades para impulsar tu negocio

Recibe los últimos consejos y trucos en tu bandeja de entrada

  • Al enviar este formulario aceptas nuestra política de privacidad
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.