Consejos y puntos clave para crear tu propio estudio de Pilates

By aldolopez

Published 7 octubre 2019

No hay duda de que Pilates se ha convertido en un buen negocio, tanto por los beneficios que genera como por la facilidad de ponerlo en marcha, realizando una inversión moderada.

El lado menos positivo es que muchas personas se han dado cuenta del potencial del negocio y actualmente, la competitividad en el sector es mayor. Para poder tener éxito y destacar por encima del resto de estudios, es importante encontrar el equilibrio entre los servicios ofrecidos y la gestión del negocio. Los consejos que encontrarás en este a artículo, están dirigidos a los profesores de Pilates que están pensando en crear su propio estudio.

1. Pregúntate a ti mismo si Pilates es realmente a lo que te quieres dedicar

Damos por sentado que te encanta el Pilates, pero ¿estás dispuesto y preparado para afrontar la presión financiera y gestionar un negocio?

chica haciendo yoga

2. Elaborar un plan de negocio

No importa lo grande o pequeño que sea tu estudio, un plan de negocios es esencial para el éxito de cualquier tipo de emprendedor. Debes considerar principalmente las siguientes cuestiones:

  • ¿Cuáles son los costes iniciales?
  • ¿Cuál es mi público objetivo?
  • ¿Cuántos clientes necesito?
  • ¿Cuánto tiempo va a transcurrir antes de comenzar a generar beneficios?

3. Tener unas expectativas realistas

Un plan de negocios realista te ayudará a evitar problemas financieros. Si dispones del dinero necesario, de clientes potenciales a los que dirigirte en un lugar estratégico de tu ciudad, con equipamiento moderno y un equipo formado por los mejores instructores que puedas encontrar, no te lo pienses y abre tu negocio. Ya seas un emprendedor que quiera empezar un pequeño negocio, en un local asequible y que desees que crezca tu estudio poco a poco, no tienes porque echarte atrás.

4. Crear una entidad jurídica

Documéntate acerca de las condiciones, requisitos legales y permisos necesarios para abrir un estudio de Pilates. Asegúrate de que tus bienes personales se encuentran asegurados en caso de demanda u otros problemas que puedan surgir. También deberás abrir una cuenta bancaria específica para tu negocio, manteniendo la contabilidad personal separada de la del negocio.

5. Automatizar tu negocio

Existe software diseñado especialmente para gestionar estudios de Pilates, los diferentes programas existentes son una herramienta maravillosa para agilizar y simplificar el volumen de trabajo, minimizando las tareas repetitivas y permitiéndote centrarte más en tus estudiantes.

6. Conocer a tu clientela

Todo el mundo puede hacer Pilates, pero para destacar por encima de tus competidores necesitas enfocar tu estudio a las necesidades de un público específico. Decide que tipo de clientes quieres que se asocien a tu ‘marca personal de Pilates’ y orienta tus recursos a captar a este tipo de público.

Chicas haciendo yoga

7. Organiza un evento de inauguración

¿Preparado para abrir las puertas de tu estudio de Pilates? Prepara un evento de puertas abiertas. Invita a todo el mundo a tu fiesta de inauguración y avisa a la prensa local con anticipación para difundir la noticia.

8. Crear una página web

Hoy en día tener nuestra propia página web para nuestro negocio es indispensable, incluso si es simple. Una cosa a tener en cuenta, es que debe de ser adaptada para dispositivos móviles. Siempre habrá tiempo de ampliarla y modificarla en el futuro, pudiendo añadir artículos, opiniones y comentarios de los clientes y otro tipo de información relevante.

9. Ser activo en las redes sociales

Facebook, Twitter o Instagram, te ofrecen la increíble posibilidad de comunicarte y generar vínculos con tus clientes actuales y potenciales. Todas estas redes sociales son gratuitas y solo deberás de invertir un poco de tiempo en mantenerlas activas. No hay mejor manera de invertir tu tiempo que compartiendo noticias e información, que puedan ser a su vez compartidos y comentados por tus usuarios en las redes.

10. Ser activo en tu vecindario

La visibilidad dentro de tu comunidad es esencial. Preséntate en sitios donde algunos de tus potenciales clientes puedan acudir, participa en actividades y eventos locales para darte a conocer social y personalmente.

11. Trabajar en construir tu marca

Los mismos principios que hacen que las marcas internacionales mas grandes tengan éxito, se aplican a un pequeño negocio como un estudio de Pilates. Construir una imagen que refleje tu identidad es la manera de crear una diferencia. Tu nombre, estilo de empresa, logotipo y el diseño de tu estudio son sólo una parte de él. Lo que importa es cómo le muestras al mundo lo que te hace especial. ¿Qué tipos de entrenamiento ofreces y por qué? ¿Qué hace que su enfoque sea diferente? ¿Cuál es tu misión?

12. Escuchar a tus clientes

Una buena manera de definir y posteriormente difundir tu propia marca, es preguntar a sus clientes actuales por qué les encanta hacer Pilates contigo. Sus respuestas podrían darte nuevas perspectivas y las palabras que estos usen podrían ser utilizadas en tus canales de comunicación y captación de nuevos clientes.

13. Mantén a tus clientes

Tus clientes existentes son tu principal activo. No sólo traen el dinero, sino que también son tus mejores embajadores. La mayoría de los nuevos clientes probablemente se unirán a tu estudio a través de referencias. Afirmar que la calidad de tu enseñanza es fundamental para mantener a tus clientes, es por supuesto un cliché. Pero también hay otras cosas que considerar. Por ejemplo, la forma de interactuar. En lugar de preguntar a tus clientes cuándo quieren entrar, diles con qué frecuencia necesitan verte. Tienes que conseguir que Pilates sea una indispensable parte de sus vidas.

 

Lista de Puntos Clave

Habrá muchas otras cosas que debes tener en cuenta antes de empezar. Hemos empezado la lista aquí:

□ Echa un vistazo a tus propias cualidades. ¿Qué hace que tu entrenamiento de Pilates sea especial?

□ Echa también un vistazo a la competencia local: ¿cómo puedes destacarte?

□ Decide cuál será tu público objetivo.

□ Elija tus programas de entrenamiento y tu equipo basándote en estas consideraciones.

□ Elabora una plan de negocios.

□ Encuentra un lugar para tu estudio.

□ Tener en cuenta los factores demográficos. ¿Qué tipo de personas viven en el vecindario?Accesibilidad, visibilidad, zona de aparcamiento.

□ Elija un nombre.

□ Diseña tu nombre en un logotipo.

□ Decora y organiza el estudio de manera que se adapte a tus necesidades. Crear una atmósfera especial.

□ Compra el equipamiento necesario. Mucha de esta puede ser encontrada en portales online de segunda mano.

□ Si empiezas con uno o dos entrenadores deberás de decidir si quieres que estos sean tus empleados o trabajadores independientes.

□ Decidir sobre una estructura legal (corporación, propietario único, etc.).

□ Encuentra a un contable.

□ Toma los pasos necesarios para garantizar que el estudio cumple con la legislación vigente.

□ Abre una cuenta bancaria para la empresa.

□ Asegúrate de que los bienes personales se encuentran a salvo en caso de demandas u otro tipo de problemas.

□ Tener una página web que sea adaptada a los dispositivos móviles.

□ Crea cuentas en redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram, mantente activo en las mismas y realiza publicaciones periódicas.

□ Encuentra y utiliza programas informáticos específicos para automatizar y agilizar el día a día de tu negocio.

□ Informa a la prensa local antes de la inauguración. Envíales un dossier de prensa e invítalos a conocer tu estudio.

□ Publica anuncios en la prensa local para incrementar la visibilidad.

□ Organiza un evento de “puertas abiertas” y ofrece demostraciones, aperitivos, etc.

□ Ofrecer una oferta especial para clientes nuevos.

□ Busca lugares donde puedas mostrar tu rostro en el vecindario. Piensa en eventos, organizaciones benéficas, etc.

□ Haga de la venta de nuevos paquetes para clientes una prioridad y programa sus sesiones durante la duración del paquete para mantenerlos motivados.

□ Sigue mirando a la competencia y mantente informado sobre lo último en Pilates. Cíñete a tus principios, pero también se flexible cuando sea necesario hacer cambios.

□ Habla con tus clientes y escucha tanto sus críticas como aprobaciones. La mayoría de los clientes vienen a través de otros clientes, el boca a boca sigue siendo el instrumento de comunicación más potente. Un cliente motivado y feliz es nuestra mejor inversión.

aldolopez

Recibe las últimas novedades para impulsar tu negocio

Recibe los últimos consejos y trucos en tu bandeja de entrada

  • Al enviar este formulario aceptas nuestra política de privacidad
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.