¿Cómo funcionará el distanciamiento social en un gimnasio? Una guía paso a paso

By Miren Naldaiz

Published 10 junio 2020

Te estás preparando para reabrir tu gimnasio después de la pandemia y has tomado todas las precauciones necesarias. Has descubierto cómo limitar las visitas de los clientes, incorporar el entrenamiento en casa y tener una forma infalible de llevar un registro de todos los que entran y salen de la puerta (si no lo haces, mira esto).

Pero el mayor desafío (y probablemente el más importante), es averiguar cómo tu personal y tus clientes pueden cumplir con las pautas de distanciamiento social. ¿Cómo pueden los gimnasios practicar el distanciamiento social, cuando el gimnasio es un espacio tan común?

Esta entrada del blog intentará ayudarte a prepararte para las nuevas directrices y te dará las herramientas necesarias para formar sobre el distanciamiento social a los empleados y poner en práctica medidas prácticas para la protección tanto de tu personal como de los socios.

¿Cuánto tiempo durará el distanciamiento social?

Honestamente, ahora mismo, no lo sabemos bien. Todavía no se entiende lo suficiente sobre el virus, pero algunos científicos de Harvard predicen que podría durar hasta el 2022.

Si este es el caso, necesitamos asegurarnos de que nuestras instalaciones estén bien equipadas y sean capaces de durar a largo plazo, mientras operan con una capacidad de distanciamiento social.

¿Cómo pueden los gimnasios practicar el distanciamiento social?

Los siguientes pasos te proporcionarán el asesoramiento paso a paso que necesitas para que tu reapertura sea lo más segura y socialmente distante posible.

Paso #1: Entrenamiento de distanciamiento social para los empleados

Antes de reabrir, asegúrate de informar a todos los miembros del equipo sobre tus nuevos protocolos para mantener una distancia social segura dentro de tus instalaciones. Podrías realizar una llamada a través de Zoom antes del día de la apertura, o incluso reunir a tu equipo un día antes (a una distancia social segura, por supuesto) y repasar todas las normas nuevas.

Es probable que este sea un momento estresante y ansioso para muchas personas, incluyendo a tus empleados, particularmente porque no estamos seguros de si los casos de coronavirus aumentarán cuando todos volvamos a la normalidad. Así que asegúrate de responder a cualquier pregunta que tus empleados puedan tener y anímalos a expresar cualquier preocupación. De esta manera, podrás encontrar formas de aliviarlas rápidamente. Ahora, más que nunca, es crucial tener un equipo fuerte y unido.

Paso #2: Crear una política de no visitas

Tus empleados pueden estar acostumbrados a permitir que sus familiares y amigos se presenten en el centro, para hablar, pasar el rato o recogerlos del trabajo.

Informa a tus empleados de que todos los visitantes deben permanecer fuera de las instalaciones, esto disminuirá las posibilidades de sobrepasar tus límites de capacidad.

Paso #3: Liberar más espacio

La mejor manera de mantener a la gente a la distancia social correcta es darles el espacio para entrenar por su cuenta, sin chocar con otras personas o equipos. Esto puede significar reducir el número de máquinas, o descubrir cómo se pueden repartir más.

Significará crear un mayor espacio entre las máquinas cardiovasculares como las elípticas y las cintas de correr. También significará dividir los espacios específicos para los entrenamientos en el suelo. Puedes marcar cada espacio de entrenamiento con cinta adhesiva o pintura, para que todos sepan que deben permanecer dentro de sus áreas específicas.

Al comienzo de cada clase de fitness, el instructor debe anunciar recordatorios de distanciamiento social. También puedes crear camisetas del personal con un recordatorio de distanciamiento social impreso en la parte de atrás. Esto puede ayudar al personal a sentirse más seguro y mejor protegido.

Coloca recordatorios sobre tus reglas de distanciamiento social en los vestuarios para recordar a los clientes que las respeten. También es interesante colocar estas reglas en las áreas de personal, para que tus empleados también tengan ese recordatorio constante.

Paso #4: Implementar una excelente estrategia de limpieza

Como bien lo sabemos a estas alturas, la higiene lo es todo. Es importante tener limpiadores constantemente en tu centro (o personal constantemente con equipo de limpieza a mano), asegurando que las superficies se limpian.

Asegúrate de que los clientes del gimnasio usen productos antibacterianos cuando entren al centro y se les debe instruir para que limpien el equipo antes y después de usarlo.

Al principio, puede ser útil animar a los socios a que traigan sus propias esterillas y toallas. Esta es una gran manera de limitar la propagación del virus reduciendo la cantidad de objetos que se reutilizan dentro del gimnasio, el club de deporte o el estudio de fitness.

Paso #5: Distanciamiento social en el check-in

Minimiza el contacto con los clientes cuando entren en la instalación asegurándote de tener un sistema de registro de manos libres. Podrías hacer esto con una tarjeta del club, un escáner RFID o un código QR. Lo ideal es que los invitados se toquen lo menos posible, así que no tener un torno puede facilitar las cosas. Si tienes tornos, asegúrate de limpiarlos cada hora.

El uso de un software como Virtuagym es esencial para asegurarte de que se mantienen las reglas de distanciamiento social. Puedes hacer un seguimiento de quién está exactamente dentro de tu gimnasio y asegurarte de que nunca te pasas de los límites.

Las funciones de análisis empresarial pueden utilizarse para obtener información sobre quién está en el gimnasio y cuándo. Además, puedes utilizar un sistema de créditos, que te ayudará a limitar el número de entradas por cliente.

Por ejemplo, al principio, puedes decidir que cada cliente pueda visitar el gimnasio tres veces a la semana, lo que garantizará que no haya demasiadas personas intentando entrar en el gimnasio al mismo tiempo.

Paso #6: Asegúrate de que los clientes se inscriban con antelación

Para asegurarse de que todos tus clientes no se presenten en el gimnasio al mismo tiempo (ya que esto sería una pesadilla para tratar de mantener las pautas de distanciamiento social), asegúrate de que los clientes se inscriban tanto en las clases como en las sesiones regulares del gimnasio, con antelación.

Puedes utilizar un software como Virtuagym para crear un horario de reserva de clases secundarias que haga referencia a las franjas horarias del gimnasio y que puede crearse de forma independiente a tu horario de clases. Así, por ejemplo, si sólo puedes tener 30 clientes en el gimnasio a la vez, puedes limitar la capacidad del horario a 30 personas para una franja horaria de dos horas. Estas personas también serán contadas al registrarse y de esa manera, sólo las personas que se hayan registrado podrán entrar al gimnasio.

Sigue estos consejos y estamos seguros de que estarás preparado para la reapertura en poco tiempo. Las pautas de distanciamiento social son fáciles de seguir cuando se está bien preparado y respaldado con las herramientas y el software adecuados.

Si quieres obtener más información sobre cómo combinar tu experiencia en las instalaciones con una virtual, lee más sobre la nueva función Stronger Together de Virtuagym, aquí.

Miren Naldaiz

Recibe las últimas novedades para impulsar tu negocio

Recibe los últimos consejos y trucos en tu bandeja de entrada

  • Al enviar este formulario aceptas nuestra política de privacidad
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.